6 sept. 2011


próximamente...
trabajo de lisl ponger y tim sharp.

Lisl Ponger (Nuremberg, 1947) estudió fotografía en la escuela de artes plásticas de Viena. De 1974 a 1978 vivió y viajó por México y Estados Unidos. En 1979 comenzó a dirigir sus películas. Su muy extensa filmografía incluye Cine, un ejercicio sobre la ilusión 1 (1980), Contenedor-Contenido (1985), Tren de recolección (1988) y Fantasmas semióticos (1990), Imago mundi (2007), entre varias más. Cuenta con varias publicaciones de fotografía. Actualmente vive y trabaja en Viena.

Tim Sharp (Perth, 1947) artista visual, fotografo, cineasta experimental y escritor. Su obra complejiza la relación entre memoria, iconografía e historia a partir del uso de estrategias documentales y el uso de soportes multimedia. Entre sus publicaciones se encuentran The Peter Kien Project y Sightseeing.

2 películas de Ponger y 2 de Sharp se exhibirán en la jícara (porfirio díaz colonia centro oaxaca) el próximo sábado 24 de septiembre a las 19:30 horas. los autores estarán presentes.


A través de la cámara Lisl Ponger cuestiona la forma en que la producción, el descubrimiento y la compilación de imágenes genere "visiones exóticas", falsas nociones, (mal)interpretadas e (in)comprendidas percepciones derivadas de la privación de sus contextos.
Su postura ante el encuentro con el Otro ofrece una visión que conecta (post)colonialismo, eurocentrismo, turismo, exotismo, y vouyerismo, por el uso de la cámara como una herramienta discursiva de (re)producción y reiteración de una supremacia egocéntrica, que impone una visión predefinida del mundo.

La obra de Lisl Ponger apunta a un número de cuestionamientos directamente relacionados con el entendimiento del lenguaje como un lugar de confrontación. Podemos leer la exploración que hace sobre el idioma y las diferentes culturas en términos del acto de nombrar y del encuadre.
¿Es la traducción un conocimiento mediado? ¿Los subtítulos conllevan conocimiento o verdadera comprensión? ¿Seremos capaces de entender aquellas imágenes que difieren de las que nos son más cercanas?
Si pensamos las películas de Ponger como un viaje (real o ficticio, hecho o por realizarse), nos daríamos cuenta de que son parcialmente accesibles a través de la tensa relación entre imágenes y sonidos. Pronto estaríamos a la merced de lo desconocido, confrontados con la falta de control, pues no habría quien interpretase y racionalizara por nosotros el mundo que se (re)presenta ante nosotros. En vez de concentrarnos en la aparente perdida de sentido ante la falta o imposibilidad de traducción, estos viajes podrían revelarnos el oculto potencial creativo existente en los entre-espacios lingüísticos y culturales.

No hay comentarios: